En la Zona 8 se analizaron las problemáticas de la ruralidad

Guayaquil. Ecuador. Con la finalidad de formular aportes al Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2021-2021 en el eje Social, la Coordinación Zonal 8 de la Secretaría Nacional de Planificación implementó tres Mesas Virtuales de Participación, en las que asistieron 61 representantes de organizaciones sociales e instituciones públicas.

Las temáticas abordadas durante el encuentro fueron: salud gratuita y de calidad, seguridad social digna, drogas, educación diversa y de calidad, deporte, ambiente, minería, discriminación y violencia, familia, desnutrición crónica, ruralidad, entre otros.

Como temas prioritarios, los participantes plantearon la mejora de la cobertura de atención primaria en salud, la atención primaria ambiental, la lucha para reducir la desnutrición infantil y la atención médica de los adultos mayores por especialidades y medicina.

Otro de los temas focales fue la seguridad social, con el requerimiento de que no se la privatice; además, se demandó el fortalecimiento del seguro social campesino, que beneficia a la población rural.

Durante los diálogos se solicitó la creación de planes de acción para disminuir la discriminación y todo tipo de violencia.

Asimismo, se propuso la disminución de la brecha social entre la educación rural y urbana, garantizando el derecho de todos los niños y jóvenes a educarse. Además, se planteó la creación de escuelas para padres, así como garantizar el acceso a internet y comunicación a las zonas rurales.

En temas relacionados con la niñez, los asistentes plantearon crear planes de protección en contra del trabajo infantil, así como programas que incluyan a los niños con discapacidades.

Otro de los puntos que se abordaron fue el fomento del deporte y la cultura comunitaria, como estrategias para mejorar la salud de la población, la prevención del consumo de drogas y la identidad local. También se habló sobre la protección a los artistas nacionales, a través de regulaciones que garanticen sus derechos.

En la mesa, los participantes coincidieron en la necesidad de simplificar los procesos burocráticos para los avales académicos de las fundaciones que, actualmente, limitan los servicios que prestan a la comunidad.

Finalmente, se identificaron algunas problemáticas que son urgentes de resolver en el sector rural, tales como: pobreza multidimensional, drogadicción, inseguridad, desempleo, escasa cobertura de salud, deficiente educación, violencia intrafamiliar, poco acceso a los servicios básicos y falta de conectividad, que configuran un escenario alarmante de subdesarrollo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *