La integración familiar y la naturaleza se conjugaron en la Senplades

informedestacado

El aroma y el paisaje del páramo acompañaron a más de 350 niños, jóvenes y adultos, durante la primera jornada de reforestación que realizó la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) este sábado 12 de abril, en las faldas del Atacazo, al sur de Quito.

Para William Mojarango, este encuentro fue una oportunidad para hacer ejercicio, cuidar de la naturaleza y compartir con los compañeros de trabajo de su esposa. “Este tipo de actividades fomentan el compañerismo y veo que mi esposa está rodeada de gente comprometida con el cambio”, afirmó William mientras cubría de tierra, con el apoyo de sus dos hijos, el hoyo donde sembraron su octavo árbol de aliso.

Las primeras plantas asentadas en la ladera, motivaron a Sofía Nieto, su hija, suegra y sobrino, a seguir sembrando y comprometerse a retornar en un año para observar su crecimiento. “Esto te llena el corazón de alegría y así enseño a mi hija a amar la vida”, expresó Sofía.

Los niños y niñas fueron quienes más disfrutaron de la cita. Carla Villacís, de ocho años, corría y saltaba por los pajonales después haber sembrado más de 40 plantas con su familia. “Todos colaboramos… Siempre cuando sembramos un árbol se trata de una nueva vida en todo el planeta”, dijo. Los cinco años de Maxi Valarezo no fueron impedimento para arrastra la tierra con una pequeña pala y sellar los hoyos donde dejó sus plantas: “Me gustó hacer esto”, mencionó y dejó caer su mirada profunda en el arbusto.

“Es muy importante que la Senplades organice este tipo de eventos. Esto une a la familia Senplades y a la familia de cada funcionario. Además, la comunidad puede observar como los servidores públicos aportamos al crecimiento de este hermoso bosque”, señaló satisfecho Paúl Valarezo.

Con el apoyo de todas y todos, se logró plantar 1000 árboles nativos de la zona. Así se puso en práctica los derechos de la naturaleza que contempla la Constitución y el Plan Nacional para el Buen Vivir. Esta iniciativa comprende la conformación de un programa de voluntariado, réplicas de reforestación en las subsecretarías zonales, procesos de capacitación sobre el consumo de recursos. Todo ello en búsqueda de la certificación Punto Verde que entrega el Ministerio del Ambiente.

La jornada de reforestación, que además buscó ser un espacio para el compañerismo y promoción de un adecuado clima laboral, fue coordinada por la Dirección de Cambio de Cultura Organizacional de la Senplades, con el soporte de la Secretaría de Ambiente, y la colaboración de la Administración Zonal Quitumbe, y estudiantes de los colegios Milenio Bicentenario y Cardenal González Zumárraga.

Para mayor información:

Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2746
www.planificacion.gob.ec