El Plan para el Buen Vivir busca hacer irreversible la revolución

anamariadestacado

“Los retos del Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017 serán consolidar y profundizar los logros alcanzados en tres ámbitos: los derechos para el Buen Vivir, la transformación económica y productiva del país, y la construcción del poder popular y el Estado”. Así lo señaló Ana María Larrea, subsecretaria general de Planificación para el Buen Vivir y secretaria técnica del Consejo Nacional de Planificación, durante la Primera Asamblea Ciudadana Plurinacional e Intercultural para el Buen Vivir, que se desarrolla en Ciudad Alfaro (Montecristi, Manabí), entre el 08 y 09 de mayo.

“Hemos avanzado muchísimo en la garantía de los derechos para el Buen Vivir de nuestra población”, afirmó Larrea, a la vez que recordó los principales logros del actual Gobierno orientados a alcanzar la equidad y la justicia social. Se redujo el porcentaje de presupuesto destinado al pago de la deuda externa (24% en 2006 frente a 5,5% en 2012), para dirigirlo a inversión social; 1 millón 50 mil ecuatorianos (as) dejaron de ser pobres entre 2006 y 2012, los niños y niñas van gratuitamente a la escuela, 450 mil niños, niñas y adolescentes dejaron de trabajar y se erradicó el trabajo infantil en basurales, minas y camales; 197 mil personas recibieron ayudas técnicas a través de la Misión Manuela Espejo.

En 2012, el país registró un crecimiento de 4,8%, un porcentaje más alto que el promedio de la región (3,1%). “Tenemos la tasa de desempleo más baja en la historia republicana del Ecuador y la más baja de Sudamérica (4,8), mejorando la cantidad y la calidad del empleo gracias al acceso a seguridad social”, destacó. Se ha invertido además en la Refinería del Pacifico y en nueve centrales hidroeléctricas, proyectos emblemáticos para alcanzar la soberanía energética. “En 2016 seremos exportadores de electricidad”, dijo.

Para profundizar estos cambios, dijo, el nuevo Plan Nacional para el Buen Vivir se propone cerrar las brechas aún existentes para erradicar la pobreza, privilegiar el desarrollo integral de la niñez y avanzar con paso firme en la construcción de la sociedad del conocimiento. El país avanza, además, en la distribución de sus recursos y la transformación de su matriz productiva.

“El reto ahora es garantizar el uso soberano de nuestros recursos estratégicos, generar valor agregado a nuestra producción, promover la equidad territorial entre lo urbano y lo rural y basar la producción en la capacidad de las ecuatorianas y los ecuatorianos. El objetivo es pasar de ser el país producto a la sociedad socialista del conocimiento”, señaló.

Sobre el tercer eje, afirmó que el país ha recuperado el Estado para ponerlo al servicio de la población. En corresponsabilidad con los Gobiernos Autónomos Descentralizados ha llevado más y mejores servicios al campo. Se ha reorganizado el Estado para volverlo más eficiente y se ha desconcentrado la gestión pública para llevar el Estado a los territorios. El reto, entonces, es hacer irreversible la construcción del Estado en el territorio, consolidando el Estado democrático y la construcción del poder social para el Buen Vivir.

El otro eje de este objetivo es la construcción del poder popular a través del fomento y el fortalecimiento de la participación y la soberanía popular.

Todo lo alcanzado, señaló la Subsecretaria, da cuenta del cumplimiento de los mandatos del pueblo ecuatoriano consagrados en el Programa de Gobierno de Alianza País, las Constitución de la República y los Planes de Desarrollo que antecedieron al que se está construyendo.

“La revolución continúa –señaló- para lo cual la ciudadanía está construyendo el nuevo Plan Nacional para el Buen Vivir, que se alinea con las 10 revoluciones del Programa de Gobierno 2013-2017 y responde a los retos que se desprenden de la evaluación de los anteriores planes y que dan cuenta de la necesidad de radicalizar el cambio”, finalizó.

Más información:

Dirección de Comunicación
(02) 3978900 Ext. 4414, 2818
www.planificacion.gob.ec