El nuevo Plan Nacional para el Buen Vivir buscará ser un referente de planificación regional

clausuradestacado

“Esperamos que este Plan sea un reflejo de la realidad regional, es decir, que no nos quedemos en nuestra fronteras y que se convierta en un espacio de diálogo latinoamericano” afirmó Fander Falconí, secretario nacional de Planificación y Desarrollo, durante la ceremonia de clausura del seminario internacional Socialismo del Buen Vivir en América Latina, organizado por la Senplades, este 24 y 25 de abril, en Quito.

El encuentro, realizado con el apoyo de la Facultad Latinoamericana de Estudios Sociales (Flacso), convocó la presencia de académicos nacionales e internacionales, donde destacaron Ana Esther Ceceña, Atilo Boron, Juan Arturo Guillén, Roberto Follari, Carlos Sojo, Lena Lavinas y Fernando Mayorga; entre otros expertos de México, Argentina, Costa Rica, Brasil, Bolivia y Ecuador.

Las exposiciones de los pensadores latinoamericanos permitieron un mayor análisis de los hilos conductores que profundizarán el cambio en el país y que constarán en el Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017. Las temáticas discutidas versaron sobre el socialismo del Buen Vivir; igualdad, cohesión e integración social; sociedad del conocimiento; entorno internacional, desarrollo y lógicas de poder en la región; la construcción del Estado democrático; y el cambio de la matriz productiva.

Falconí recordó que el nuevo Plan Nacional para el Buen Vivir (PNBV), para el período 2013-2017, refleja una coherencia con una línea programática que plantea el gobierno de la Revolución Ciudadana desde el 2007. “Este Plan deberá asentar el socialismo del Buen Vivir en los próximos cuatro años”, refirió.

El secretario de Estado subrayó que la planificación es contraria a la improvisación. “La improvisación tiene enormes costos en una sociedad donde hay escasez de recursos económicos y talento humano”, dijo, y en ello radica la importancia de estos espacios “donde se busca construir socialmente el Plan, pues la planificación es un elemento político que distribuye recursos en un momento dado del tiempo”.

Entre las grandes rupturas que promoverá el nuevo Plan se encuentran la revolución agraria, la revolución cultural y la transición hacia una economía del conocimiento. “Debemos pasar de una economía de recursos finitos hacia los recursos infinitos, como la ciencia, la innovación y la tecnología”, afirmó.

Para el Secretario Nacional, la ventaja del nuevo Plan Nacional de Desarrollo es que todos sus elementos programáticos estarán acompañados de recursos, para transitar a una verdadera economía del conocimiento donde deberá cimentarse la base de la transformación ecuatoriana.

Finalmente, Fander Falconí indicó que el paradigma del Buen Vivir es una ilusión movilizadora, que requiere de un profundo apoyo de la sociedad ecuatoriana y latinoamericana en este momento de cambio.

Por su parte, Juan Ponce, Director de la Flacso, reiteró el compromiso de este importante centro de estudios para promover el debate sobre una categoría en construcción como es el Buen Vivir. “Flacso Ecuador está muy interesada en propiciar este tipo de eventos y en contribuir a la política pública y en especial al socialismo del Buen Vivir en América Latina”, dijo.

Un mayor detalle de los aportes generados, tras estos dos días de reflexión por el Buen Vivir, pueden ser conocidos por la ciudadanía por medio de los siguientes links: http://bit.ly/XKiWC6 (audios) y http://issuu.com/publisenplades (presentaciones).

Para mayor información:

Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2818 / 2819
www.planificacion.gob.ec