Ecuador y Latinoamérica tienen un plan para vivir mejor

autoriadadesdestacado

La consolidación de la transformación histórica que vive el pueblo ecuatoriano con el modelo del Buen Vivir fue el eje que caracterizó la presentación del Plan Nacional para el Buen Vivir (PNBV) 2013-2017, la noche de este jueves. El evento organizado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) contó con la presencia de representantes del Estado, la ciudadanía y delegaciones internacionales.

“Hemos recorrido un largo proceso para llegar a este tercer Plan para el Buen Vivir”, manifestó Pabel Muñoz, titular de la Senplades, quien fue el primero en intervenir. Añadió que se trata de “un plan más maduro, más ambicioso, más claro, pero también más difícil de cumplir (…) porque busca afianzar y consolidar nuestra propuesta de vida, que es la propuesta de una nueva sociedad y Estado”.

Muñoz resaltó la trascendencia del Plan como una herramienta técnica y política que contribuye a formar una nueva región y “empujar colectivamente el ideal histórico de la Patria Grande latinoamericana”.

En un acto simbólico, Pablo de la Torre, delegado ciudadano al Consejo Nacional de Planificación, entregó el Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2107 a ocho representantes ciudadanos de todas las regiones del país. Este acto constituyó una demostración de la construcción del poder popular, uno de los ejes del Plan.

También intervino Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional, que se refirió al Plan como “la expresión razonable de un clamor universal que, inspirado en las experiencias pasadas, se proyecta al futuro como una hoja de ruta (…) como una herramienta para la búsqueda de la felicidad”. En su intervención hizo referencia al segundo eje del Plan: derechos y libertades.

Jorge Glas, vicepresidente de la República, aludió al tercer eje: transformación de la matriz productiva. Expresó que el Plan es una carta de navegación que permite ordenar y priorizar la inversión pública, pensando en los territorios y en miras de la erradicación de la pobreza. “Se trata de un instrumento vivo, flexible y dinámico que evalúa la gestión pública”, dijo.

El nuevo Plan Nacional de Desarrollo recibió el aporte de más de ocho mil ciudadanos y ciudadanas. Este es el tercer plan que elabora la Senplades desde que, en 2007, el gobierno de la Revolución Ciudadana iniciara la recuperación de las capacidades de planificación del Estado. Los anteriores planes de desarrollo contemplaron los períodos 2007-2010 y 2009-2013.

|Discurso Pabel Muñoz L. Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo|

Para mayor información:

Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2818 / 2819
www.planificacion.gob.ec