En Tarifa la participación ciudadana es cercana a la planificación local

Tarifa trabaja en la construcción de su Plan de Desarrollo Parroquial

Representantes de los 33 recintos de la parroquia Tarifa participaron ayer de una asamblea ciudadana convocada por la junta parroquial, en el acto se discutió las principales necesidades de sus habitantes con miras a lo que será la elaboración del Plan de Desarrollo parroquial.

Yilda Rivera, presidenta de la Junta Parroquial, dijo que están cumpliendo con la ley. La primera fase  es conformar al Consejo de Planificación y luego priorizar con la ciudadanía cuáles son las necesidades que se considerarán en el Plan de Desarrollo parroquial.

Rivera destacó que las prioridades del cantón son: limpieza de canales, caminos vecinales y agua potable. “La cabecera cantonal y sus 33 recintos no tienen agua potable, por lo que la población consume agua de pozo o de tanqueros”, aunque mencionó que la competencia no es parroquial, sino municipal, señaló que hará lo posible por trabajar para cumplir el anhelo de sus habitantes.

Por su parte Romina Arteaga, subsecretaria de Senplades Zona 8, quien participó como invitada de la asamblea destacó que la planificación debe ser participativa y cercana al ciudadano: “con el Gobierno de la Revolución Ciudadana la planificación es un puntal vital para el desarrollo, ustedes son los actores y los protagonistas en sus territorio”, dijo

Agregó que Senplades ha diseñado una estrategia para la elaboración de los Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDyOT) y su acompañamiento. La primera parte comprende la elaboración de los planes por parte de los municipios, que se inicia el 18 de agosto y se extenderá hasta mediados de marzo, luego continúan los planes provinciales y parroquiales, es decir hasta agosto del 2015 deberán estar listos y aprobados los planes de los tres niveles de Gobierno.

Mencionó que las parroquias son parte del cantón y como tal “el PDyOT cantonal debe reflejar lo que son las parroquias”. Agregó que muchas veces son las cabeceras cantonales, las que reciben beneficios o cierta inversión de parte de los gobiernos municipales y no se logra atender todas las necesidades parroquiales, de ahí la importancia que la parroquia busque incidir en el Plan cantonal.

“El PDyOT debe ser de ustedes, con aportaciones que se recojan en los espacios de participación, mediante el diálogo y los consensos. Pensando en beneficio de la parroquia y  su futuro desarrollo”. El objetivo final es lograr que la planificación no se quede en papel, sino debe ser trabajada y ejecutada.