Panel analiza el derecho a la alimentación

Panel analiza el derecho a la alimentación

Durante la presentación de la edición 2014 del Observatorio del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición, realizada este jueves en Quito, Ana María Larrea, secretaria técnica para la Erradicación de la Pobreza, señaló que el tema de alimentación tiene un trasfondo geopolítico.

“El documento que hoy presentamos tiene un acierto fundamental: ubicar en el centro de la problemática de la alimentación mundial el asunto del poder y la construcción de hegemonía global”, dijo Larrea, quien realizó los comentarios a la edición presentada en el panel “Diez años de las directrices del Derecho a la Alimentación: logros, inquietudes y luchas”.

Larrea profundizó la idea indicando que estas estructuras de poder incluso afectan a la cotidianidad de las personas. “Hay una creciente influencia del agronegocio en los sistemas alimentarios y en los espacios políticos en el mundo entero. El sur imita patrones productivos del norte y abre la puerta a las grandes transnacionales de alimentos, sacrificando la soberanía alimentaria… Este enorme poder llega incluso a configurar patrones mundiales de consumo: un puñado de empresas transnacionales, que ocupan lugares monopólicos en las cadenas alimentarias, termina decidiendo la real canasta de alimentos que se consume”.

Ante esta situación, la titular de la Secretaría Técnica para la Erradicación de la Pobreza (Setep), propuso la necesidad de impulsar una democracia alimentaria y una revolución agraria. En el Ecuador, se han dado pasos en esa dirección con la implementación de la Estrategia Nacional para la Igualdad y la Erradicación de la Pobreza (Eniep), documento clave para las acciones del Gobierno hacia 2017.

“Hay que superar la visión de los mínimos y ser ambiciosos en nuestras metas. No se puede reducir el derecho a la alimentación al derecho de no padecer hambre. Es necesaria una visión integral en la que los sistemas productivos pasan a ser el elemento central: ¿qué producimos? ¿cómo producimos? ¿para quién producimos? Pero además, ¿qué consumimos? ¿quién nos induce a consumir lo que consumimos? Hay que superar visión de mercado”, concluyó.

El documento fue presentado por la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD) y el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).