Ordenamiento territorial permite para garantizar la equidad

Eugenio07-nov2012

Cuenca. El Subsecretario de Planificación Nacional, Territorial y Políticas Públicas de la Senplades, Eugenio Paladines, recalcó la importancia del ordenamiento territorial como una herramienta para lograr el Buen Vivir. Lo manifestó durante el panel “La Ley de Ordenamiento Territorial y Gestión del Suelo”, realizado en el marco del VIII Simposio Nacional de Desarrollo Urbano y Planificación Territorial que se lleva a cabo en Cuenca.

“Luego de la aprobación de la Constitución de la República en el 2008, la planificación y el ordenamiento territorial cobran un rol importantísimo porque se establece la necesidad de que todos los niveles de gobierno: nacional, regional, provincial, cantonal y parroquial, realicen un ordenamiento territorial vinculado al desarrollo y sobre todo de manera articulada entre los diferentes niveles de gobierno”, explicó.

Para instrumentar lo definido en la Carta Magna, afirmó Paladines, se expide en octubre de 2010 el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización –COOTAD– en donde se establece un modelo de descentralización obligatoria y progresiva, con el fin de garantizar la autonomía política, administrativa y financiera de los diferentes niveles de Gobierno.

Además, indicó que el instrumento más importante de planificación y ordenamiento territorial con el que cuenta el país es la Estrategia Territorial Nacional, la cual establece las directrices sobre el ordenamiento físico del territorio, los recursos naturales, infraestructuras, actividades económicas, equipamientos, la protección del patrimonio natural y cultural y los asentamientos humanos. La estrategia permite articular los Objetivos Nacionales de Desarrollo, establecidos en el Plan Nacional para el Buen Vivir, a las necesidades y características de los territorios.

Al referirse a la necesidad de una Ley de Ordenamiento Territorial y Gestión del Suelo, el Subsecretario recalcó que “el marco legal para tratar el ordenamiento territorial debe orientarse hacia el desarrollo planificado y equilibrado de las actividades en el territorio; garantizando la complementariedad y diversidad; asegurando un óptimo y eficaz aprovechamiento de los recursos naturales y manteniendo y mejorando la calidad de vida de la sociedad. “Esto se logra a través del fomento de la participación ciudadana y el fortalecimiento de los procesos de desconcentración y descentralización”.

| Galería |