Mancomunidad de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial de Tungurahua tiene directorio

zonal3destacado

En la ciudad de Ambato la Mancomunidad de Tránsito Transporte Terrestre y Seguridad Vial de Tungurahua, eligió a su directorio. Rodrigo Garcés alcalde del Gobierno Autónomo Descentralizado de Tisaleo fue designado como presidente, Medardo Chiliquinga alcalde del GAD de Patate y Manuel Caizabanda alcalde del GAD municipal de Pelileo le acompañarán como delgados del directorio.

Medardo Chiliquinga, en las palabras de bienvenida agradeció por la voluntad política a los alcaldes y el apoyo de la Asociación de Municipalidades,  Senplades y el Consejo Nacional de Competencias (CNC). Esta experiencia dijo “va a abrir caminos en la posibilidad de enfrentar el reto de la descentralización”.

Gustavo Bedón, secretario Ejecutivo (E) del Consejo Nacional de Competencias (CNC), destacó los avances de la descentralización y se refirió a esta, como una  “bandera del progreso del Estado, una bandera de integración de los territorios que repercutirá en el mejores servicios a la ciudadanía”.

Recordó que la mancomunidad es importante  porque demuestra la capacidad de integración en los territorios, es decir la descentralización integra. Mencionó además que se está rescatando el rol y función de los niveles de gobiernos parroquiales, gobiernos municipales, gobiernos  parroquiales rurales y gobierno central. Señaló que nuestro país cuenta con una Constitución clara que define las competencias de cada nivel de gobierno, gracias a esto se evitan las negociaciones acostumbradas donde se privilegiaba el interés particular y no el de ciudadanía.

La descentralización es un proceso que empezó  con la Constitución luego la aprobación del COOTAD, la conformación del Consejo Nacional de Competencias, organismo representativo de todos los niveles de gobierno y luego la elaboración el Plan Nacional de Competencias 2012-2015, que marca la hoja de ruta del trabajo en materia de descentralización. Es decir todo gracias a la planificación se consolida el funcionamiento de los procesos de descentralización.

Con el trabajo de la mancomunidad se logran beneficios como la integración territorial, la identificación de problemas comunes  y soluciones efectivas, es decir el fortalecimiento de capacidades de los GAD. Se facilita la consecución de objetivos de la planificación nacional y territorial de frente a una competencia y por último la  eficiencia en la gestión de los servicios públicos. Al finalizar su intervención ratificó el apoyo de instituciones como Senplades y el CNC.

El paso siguiente de la mancomunidad es la elaboración del plan de movilidad y la conformación de la  Empresa  Pública de acuerdo a lo establecido por los entes rectores de este proceso.