La capacidad regulatoria del Estado se discute en Congreso de Economía

La capacidad regulatoria del Estado se discute en Congreso de Economía

El Primer Congreso de Economía “Poder de mercado y fomento de la competencia”, realizado el pasado jueves 30 de octubre en la ciudad de Loja, contó con la presencia de Andrés Arauz, subsecretario general de Planificación para el Buen Vivir de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades). El viceministro participó con la ponencia “Normas técnicas y el poder del mercado”.

“Toda norma tiene detrás un proceso de economía política”, señaló Arauz, acotando que para un país es importante definir lineamientos claros sobre la construcción normativa, porque esta es parte de la recuperación de la capacidad del Estado de regular. “Uno de los pilares claves en el proceso de cambio productivo es el rol de la regulación para transformar no solo la forma de producir sino también la de consumir. El Ecuador ha decidido darle importancia a ese poder regulatorio que había sido minimizado durante décadas”, señaló Arauz.

El Ecuador es considerado un país con baja capacidad de regulación. “Estudios de la Senplades señalan que apenas estamos cumpliendo con el 25% de nuestra capacidad regulatoria, es decir, que de todas las oportunidades para organizar nuestro modo de vida, producción y consumo solo empleamos el 25%”, dijo. El Ecuador, en 2012, tenía 2.800 normas técnicas, las que definen características funcionales o tecnológicas de un producto o insumo de producto, recogiendo temas relacionados con salud, seguridad y medio ambiente. En América Latina el promedio de normas técnicas es de 5.000, en Asia y Medio Oriente de 11.000 y en Europa de 27.000.

Sin embargo, Arauz enfatizó en que la regulación social tiene límites en el contexto internacional. “No es tan fácil expedir todas las regulaciones, definir estas políticas de Estado o tomar una u otra decisión para proteger a la población, porque lamentablemente tenemos que enfrentar una serie de instrumentos internacionales constituidos en beneficio del capital transnacional y que limitan la capacidad de los países para avanzar en regulación”, señaló. Entre estos instrumentos a los que hizo referencia están los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI).

El evento fue organizado por la Superintendencia de Control del Poder del Mercado.