Falconí expuso ante los clubes juveniles de Comunicación sobre la construcción del Buen Vivir

Fander Falconí, secretario nacional de Planificación y Desarrollo, compartió la filosofía del Buen Vivir con más de 300 jóvenes y niños de Azuay, Cañar, Morona Santiago, Guayas y El Oro. “tras la búsqueda del Buen Vivir está la construcción, en conjunto, para generar una nueva visión de vida. Es dejar una vida en solitario para vivir en comunidad”. En ese sentido, explicó, la Constitución 2008 establece un nuevo pacto de convivencia en la sociedad ecuatoriana.

En su intervención realizada en el marco de la inauguración del IX Encuentro de Clubes de Comunicación, esta mañana, en Cuenca, destacó que el Buen Vivir implica mejorar la calidad de vida de la población, es decir, plantearnos una vida con iguales oportunidades para todos y todas. Para ello, el Gobierno ha construido políticas públicas activas como, por ejemplo,  las  implementadas en el sector de la educación, la cual ahora es gratuita y de calidad.

“Entre el 2006 y 2011 el acceso a la educación, en todos los niveles, se incrementó del 77% al 90%, ese es el mejor legado que podemos dejar a la  sociedad, a la juventud como sujeto liberador, creador de oportunidades”, dijo.

César Pinos, director del proyecto Clubes de Comunicación Estudiantil del Ecuador, agradeció el apoyo brindado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES) al encuentro, el cual es un espacio para que los jóvenes puedan reflexionar sobre el Buen Vivir y los mecanismos para construirlo.

En cita tiene el objetivo de que los estudiantes intercambien y socialicen sus propuestas en relación al Buen Vivir,  pues los Clubes de Comunicación, al ser escuelas de formación, privilegian y fomentan la crítica y la reflexión en los y las jóvenes.

El IX Encuentro de Clubes de Comunicación se inscribe en la conmemoración de los 30 años de los Clubes de Comunicación Estudiantil, proyecto que tiene la finalidad de motivar a los estudiantes como futuros líderes en diversas áreas; estimularlos a la lectura, investigación, expresión oral y escrita, y actitud crítica, aportar a su formación integral, y apoyar la labor educativa de los respectivos establecimientos.