El país construye un modelo de transferencia tecnológica

guaydestacado

Consolidar un modelo de desarrollo e innovación para generar productos con mayor valor agregado en el Ecuador es el eje temático que se discute desde este miércoles en el Congreso Internacional de Transferencia y Desarrollo Tecnológico, que se realiza en Guayaquil. Este modelo es clave para transformar la matriz productiva.

El encuentro organizado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) en coordinación con la Red Ecuatoriana de Innovación, con sede en la Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL), congrega al sector público, académicos, empresarios y expertos internacionales.

En la jornada inaugural, la Subsecretaria de Inversión Pública de la Senplades, Anabel Salazar y el rector de la ESPOL, Sergio Flores, coincidieron en señalar la importancia de articular a la universidad, el Estado y el sector privado, para fomentar la innovación. Esta acción conjunta permitiría generar valor agregado ecuatoriano en las compras del Estado. “Es necesario que la industria ecuatoriana abastezca la demanda de nuestro país, la cual tiene un alto componente importado. Se estima que ese componente alcanza el 88% en las compras públicas. Eso significa que los bienes que se consumen en el país, en su mayoría, no son producidos acá”, explicó Salazar.

La Senplades plantea un modelo de transferencia y desarrollo tecnológico a ser aplicado en los proyectos de inversión pública, que permita la transferencia y asimilación tecnológica en los bienes y servicios importados. Esto con el fin de empezar un proceso de sustitución selectiva de importaciones, acorde con las necesidades del país y nutrido con propuestas académicas y empresariales. Se propone trabajar en Centros de Transferencia y Desarrollo Tecnológica (CTDT), con el apoyo del Estado.

En el encuentro se examinó la forma como la innovación tecnológica desarrolla industrias. En este sentido, expusieron Gregory Pogue, director adjunto de la IC2 Institute (EEUU), y Mark Rozario, director general de la Agencia de Innovación de Malasia. Pogue precisó que en los EEUU, Canadá y la Unión Europea cuesta 1,5 millones de dólares producir un invento. Rozario detalló el proceso que les permitió producir biomasa a partir del aceite de palma.

El Congreso Internacional continúa este jueves con las intervenciones de Sidharta Gautama, director Adjunto de Innovation Centre i-KNOW-Urgent (Bélgica); Carlos Ross, director ejecutivo de Center for Global Innovation and Entrepreneurship (México), y Ángela Usseglio, líder para Colombia del grupo In-Nova (Programa de Innovación Internacional).

Para mayor información:

Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2818 / 2819
www.planificacion.gob.ec