El Estado se transforma para alcanzar el Buen Vivir

El-Estado-se-transforma1

Los grandes avances en la transformación del Estado para acercarlo a la población, destacó el presidente de la República, Rafael Correa, en el enlace sabatino 295, que se transmite este día, desde la ciudad amazónica de Tena.

El Presidente explicó que el Estado que representaba a unos pocos y excluía a la mayoría quedó atrás. “Se lo había corporativizado, el sector privado era juez y parte en las decisiones de política pública”. El Estado, dijo, “era un Galimatías que nadie entendía. Ahora hay coherencia, se lo ha depurado, habemus Estado, se lo ha recuperado y se ha recuperado la autoridad pública. Eso no es autoritarismo”, dijo el Presidente.

Felicitó este trabajo silencioso del Gobierno de la Revolución Ciudadana. “La Senplades (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo) planifica y trabaja día a día en el seguimiento y evaluación de las acciones del Estado”.

Mencionó que se ha superado la época de crisis política en que se cambiaban presidentes en corto tiempo, gracias a los cambios que se están realizando, que provienen de la nueva Constitución, al destacar el acierto que fue proponerla como eje del Gobierno. “La revolución no es administrar un sistema sino cambiarlo para el bien común”, finalizó el Presidente en la sabatina.

El subsecretario de Democratización del Estado, de la Senplades, Pabel Muñoz, sostiene la apuesta de la sociedad ecuatoriana por un proyecto político que transforma la inequitativa distribución del poder y las riquezas a nivel nacional y territorial ha sido retribuida durante estos cinco años. “En la Revolución Ciudadana el Estado recupera sus facultades de rectoría, planificación y regulación, para satisfacer las demandas de la ciudadanía. En definitiva, un Estado más cerca de la gente”. Se ha devuelto la confianza ciudadana en el Estado y sus instituciones, que habían sido debilitadas por una serie de políticas e instrumentos que afianzaban la agenda neoliberal.

Estas transformaciones han permitido administrar los recursos para garantizar los derechos de los ecuatorianos. La prioridad en la inversión pública ya no se enfoca hacia el pago de la deuda externa, sino al fortalecimiento de las capacidades y el desarrollo del ser humano, lo que se traduce en la inversión más importante de la historia republicana del país en los servicios de educación, salud, energía, vialidad y sectores estratégicos.

“La construcción de un Estado democrático supone aún retos por cumplir y requiere enfrentar a los grupos de poder que durante décadas han defendido sus intereses, para conservar sus privilegios, a costa de los interesas de la población. Pero gracias al respaldo ciudadano y a la decisión política del gobierno ecuatoriano se han obtenido cuantificables logros que son el reflejo de una coordinada planificación cuyo sur es alcanzar el Buen Vivir”, concluye Muñoz.

| Video |

Para mayor información:
Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2810