El Ejecutivo y la Asamblea coordinan acciones para llevar adelante el Buen Vivir

normaldestacado

El Presidente de la República, Rafael Correa, pidió a asambleístas y ministros de Estado actuar en función de los objetivos nacionales comprendidos en el Plan de Gobierno, a través de sus 35 propuestas y 10 revoluciones, durante el Taller Programático entre la Función Ejecutiva y Legislativa, que se realiza hoy y mañana en Quito.

Previamente, el Primer Mandatario resaltó la elaboración del Plan de Gobierno, que fue coordinado por el Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo, Fander Falconí: “Es el mejor Plan de Gobierno de la historia del país”, dijo.

En el encuentro, que busca coordinar acciones entre estas dos funciones del Estado, Falconí, expresó que “tenemos una oportunidad histórica y única para profundizar el cambio y alcanzar el Buen Vivir”,

Falconí destacó que “tenemos una utopía: el Buen Vivir. Esta no es una teoría, es una ilusión movilizadora, que pone al ser humano como centro de atención de la política, y plantea una redistribución más justa de la riqueza y el reconocimiento de los derechos de la sociedad y la naturaleza. Creemos que la equidad y la libertad, pero también la felicidad, son accesibles en este tiempo”, refirió el funcionario.

Como sustento de la transformación que vive el país, el principal de la Senplades señaló al Plan de Gobierno, el Plan Nacional para el Buen Vivir y la Constitución de Montecristi. “El Programa de Gobierno fue elaborado en forma participativa, con pasión, con afecto y convoca a la sociedad a dar continuidad al proceso de la Revolución Ciudadana”, afirmó.

Inscritos en el Plan de Gobierno de 2007, Falconí destacó tres revoluciones que se incluirán en el nuevo proceso de cambio nacional, las revoluciones: urbana, cultural y la del conocimiento y desarrollo de las capacidades humanas. “Estas tres revoluciones deben servirnos para un mejor acoplamiento legislativo”, manifestó.

Ante el fracaso de la utopía neoliberal en Asia, América Latina y actualmente en Europa, Falconí, contrastó los principales logros obtenidos por el Gobierno Nacional, bajo la premisa del Buen Vivir: cambios en las relaciones del poder, reducción de la pobreza e inequidad y especialmente la recuperación del Estado, como la “revolución silenciosa” para diseñar el escenario ideal para la entrega integral de servicios eficientes a la ciudadanía.

El proceso de transformación buscará radicalizar estos logros. “Es nuestro deber desterrar el hambre y la pobreza”, expresó el Secretario Nacional, “Pero más importante aún es seguir reduciendo las desigualdades”. Señaló también, como fundamental, el cambio de la matriz productiva: “Esto implica un cambio en la forma en que producimos y consumimos, pero también un cambio en nuestra manera de pensar. Los asientos del cambio, sin duda, son la educación y la cultura”.

Asimismo, gracias al proceso revolucionario que vive el país, para Falconí “lo que hacemos en Ecuador tienen una repercusión internacional”. Por ello, el nuevo proceso de gobierno demandará “una lectura programática desde el Sur, para emerger con mayor fuerza y mejores propuestas a los problemas geopolíticos internacionales”, dijo.

El Taller Programático, se realiza en Quito, durante  el 3 y 4 de abril, con la participación de ministros, secretarios de Estado y asambleístas electos del Movimiento País.

Para mayor información:

Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2818 / 2819
www.planificacion.gob.ec