El Ecuador se mira hacia 2035

El Ecuador se mira hacia 2035

¿Cómo se imagina el Ecuador dentro de veinte años? ¿Tendremos suficiente agua? ¿Habremos dejado atrás la pobreza y la desigualdad? ¿Qué soluciones se plantean a las ciudades que, sin duda, seguirán creciendo? ¿Habrá comida para todas y todos?

Hacer el ejercicio de imaginar esto puede constituir un dolor de cabeza por sí solo. Pero aún más complejo es no solo pensar cómo sería ese país, sino en comenzar a dar pasos concretos para que ese Ecuador de 2035 sea mejor del que se ha ido construyendo en los últimos años. De eso se trata la planificación prospectiva, un tema que este jueves convocó a un seminario bajo el nombre “Ecuador al 2035, planificación prospectiva nacional y retos de la investigación”, organizado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN).

“Necesitamos empoderarnos y apropiarnos de nuestro futuro, sino otros van a terminar haciéndolo por nosotros. El horizonte planteado ahora es de veinte años y consiste en ordenar y transformar consistentemente la realidad para la siguiente generación. Estamos construyendo las condiciones para lo que va ser el Ecuador de la generación del futuro”, señaló Andrés Arauz, subsecretario general de Planificación para el Buen Vivir de la Senplades, durante la conferencia magistral de apertura del seminario.

El Subsecretario destacó la importancia de rescatar la planificación en el largo plazo porque esto reduce la incertidumbre. Pero para esto, aclaró, es imprescindible fortalecer la participación ciudadana. “La clave de todo el proceso de planificación prospectiva está en la construcción del futuro que deseamos desde el poder popular. Es tener una voluntad social para pensar colectivamente nuestro futuro”, dijo Arauz.

Para Santiago Vásquez, subsecretario de Planificación de la Senplades, este reto de ciudadanizar la planificación debe tener un horizonte más próximo. “La planificación 2013-2017 nos plantea como primer objetivo el poder popular. Pero la planificación 2017-2021 y 2015-2035 debe ser hecha por el poder popular”, dijo.

De allí que el seminario contó con la participación de más de 200 representantes del sector público, organizaciones sociales, academia y otros. En 2015 se abrirán espacios de intercambio de criterios y discusión colectiva sobre seis líneas de investigación: territorio, recursos naturales, población y desarrollo, economía, geopolítica e innovación en ciencia y tecnología. La meta es presentar el Plan 2035 a mediados del año próximo.

“No es frecuente que una entidad pública (como Senplades) trabaje de una manera tan estrecha con un instituto para formar una comunidad epistémica (de pensamiento). Esta investigación debe ser aplicada para que sirva para la generación de políticas”, señaló Jesús Ramos, decano del Centro de Prospectiva Estratégica del IAEN.

Finalmente, Arauz resaltó el liderazgo regional del Ecuador en planificación prospectiva. Puso como ejemplo el trabajo que realiza el país a través de la Senplades, que impulsa acciones para construir una agenda común en el seno del Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (Cosiplan). También destacó sobre los acuerdos alcanzados la semana pasada en Quito tras la Cuarta Asamblea General de la Red de Latinoamérica y del Caribe de Planificación para el Desarrollo (Redeplan), presidido por el Ecuador, donde “se institucionalizó una visión prospectiva de la región”.

Los participantes en el seminario se agruparon en tres mesas de trabajo: fondos naturales (agua, ecosistemas, energía, minería y zonificación biofísica del territorio), fondos sociales (población, asentamientos humanos y cultura e identidad nacional), flujos (agricultura, turismo, construcción, y redes y cadenas productivas).

|Imágenes: El Ecuador se mira hacia 2035|

Para mayor información:

Dirección de Comunicación
Telf. (02) 3978900 ext. 2818 / 2819
www.planificación.gob.ec