El Comité Intersectorial Zonal 1 Norte articula la desconcentración en el territorio

zona1detacado

La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), a través de su Zona 1 Norte, realizó la cuarta reunión del Comité Intersectorial para la implementación de distritos y circuitos en la zona.

“El Comité Intersectorial de desconcentración es un espacio de articulación entre los ministerios a nivel zonal y provincial, para intercambiar información sobre los ejes de: infraestructura, procesos administrativos, financieros y la prestación de servicios. Todo ello para encontrar las mejores estrategias que garanticen la equidad territorial y que de forma conjunta (ciudadanía, ministerios, GAD) podamos instaurar el Sumak Kawsay (Buen Vivir, en quichua)  para todas y todos”, dijo Galo Tipaz, Director (e) de Democratización del Estado de Senplades Zona 1.

Yulín Reascos, Coordinadora Zonal Norte del Ministerio de Salud Pública, indicó que “el Comité Intersectorial se reúne de forma periódica y planificada”, y que la desconcentración es “un  proceso inédito en toda la historia del país”. Asimismo, señaló que el seguimiento que realiza la Senplades, sumado a  estos espacios de coordinación, “permite identificar problemas que son resueltos de forma conjunta y de acuerdo a las competencias de cada ministerio o secretaría. El objetivo es desarrollar adecuadamente esta política de gobierno y así fortalecer la inaplazable transformación del Estado”.

La desconcentración tiene el objeto de mejorar la prestación de servicios públicos de forma equitativa en todo el territorio nacional, a través de las zonas, distritos y circuitos. Las entidades que actualmente organizan sus servicios a nivel distrital son: Ministerio Interior (Policía Nacional), Ministerio de Educación, Ministerio de Salud Pública, Secretaría de Gestión de Riesgos (Bomberos, Brigadas Comunitarias), Ministerio de Inclusión Económica y Social, y Ministerio de Justicia, Derechos  Humanos y Cultos.

Mediante el proyecto emblemático Implementación Integral de Distritos y Circuitos Administrativos de Planificación para el  Buen Vivir, se acerca el Estado a la ciudadanía. Sus objetivos son mejorar  la gestión del Estado, la optimización de recursos en el territorio desde la microplanificación, establecer equitativamente servicios de calidad en los territorios y, fundamentalmente, reducir las brechas e inequidades.